Archivo de la etiqueta: William Shakespeare

“Love is merely a madness; and, I tell you, deserves as well a dark house and a whip as madmen do; and the reason why they are not so punish’d and cured is that the lunacy is so
ordinary that the whippers are in love too.”

(El amor no es más que una locura, y os aseguro que merece tanto una celda oscura y un látigo, como los otros alienados. Y si alguna causa hay para que así no se les castigue y cure, es el ser la locura tan general que hasta los azotadores andan enamorados.)

William Shakespeare (1564- 1616) Dramaturgo, poeta y actor inglés.

“Esta es la perfecta imbecilidad del mundo: cuando no nos favorece la fortuna, con frecuencia como efecto natural de nuestro propio comportamiento, echamos la culpa a los desastres del sol, la luna y las estrellas, como si fuéramos villanos por necesidad, tontos por compulsión celestial; bribones, ladrones y traidores por predominancia esférica; borrachos, mentirosos y adúlteros por obediencia obligada a la influencia planetaria. ¡Admirable evasión del hombre fronicario, dejar la responsabilidad de su condición lujuriosa a cargo de una estrella!”

De “Rey Lear”William Shakespeare (1564- 1616) Dramaturgo, poeta, actor inglés.

“Esta política de reverenciar a los ancianos hace amargos los mejores años de nuestra vida, nos priva de fortuna hasta nuestra vejez, cuando no podemos disfrutarla. Empiezo a encontrar que es una esclavitud esta opresión de la anciana tiranía, que gobierna, no por el poder que tiene, sino por la manera en que la toleramos. Ven a verme, pues de esto puedo decir mucho más. Si nuestro padre pudiera dormir hasta que yo lo despertara, tú disfrutarías de la mitad de su dinero para siempre, y del cariño de tu hermano.”

De “Rey Lear”.  William Shakespeare. (1564- 1616) Dramaturgo, poeta, actor inglés

“No tengas miedo; la isla está llena de ruidos, sonidos y aires dulces, que dan deleite y no dañan. A veces, mil instrumentos vibrantes zumbarán sobre mis oídos; y a veces voces, que, si entonces he despertado tras un largo sueño, me harán dormir de nuevo: y entonces, en sueños, las nubes me parece que se abren, y muestran riquezas listas para caer sobre mí; que, cuando despierto, pido llorando soñar de nuevo.”

De “La tempestad“, de William Shakespeare (1564- 1616) Dramaturgo, poeta y actor inglés.