“Mientras los ojos del juez estén vendados no tienes de qué preocuparte. Preocúpate cuando estén vendidos.”

Anónimo.

Deja un comentario